loftemagazine

No dejes de apoyar

Son cinco historias y entre muchas otras que merecen ser escuchadas. En tiempos difíciles, hoy más que nunca, debemos ayudar a aquellas personas que lo necesitan más. Extender una mano durante la pandemia puede ser muy riesgoso, pero hacerlo desde lejos, sólo toma un click.

Comedor Santa María y la Fundación Ibero Meneses han apoyado a miles de familias que hoy en día no pueden comprar una despensa completa para sus familiares. México se encuentra entre los primeros lugares de desnutrición infantil. Según la UNICEF, 1 de cada 8 niños y niñas menores a 5 años padecen de desnutrición crónica en México.

Comedor Santa María y la Fundación Ibero Meneses apoyan con alimentos y están trabajando todos los días para no dejar de apoyar a nadie durante la pandemia debido al cierre de los comedores. Ahora llevan despensas completas a las casas de los niños para ellos, sus familias y para vecinos que se forman para recibir una despensa.


María del Rosario es mamá soltera de dos niños y se encuentra actualmente desempleada.

La verdad lo he pensado mucho y no sé qué haría sin el apoyo que recibo.


Yolanda  es abuela, tiene un nieto quien depende totalmente de ella, su hija y el papá de su nieto son adictos y no cuentan con un trabajo.

El no contar con un apoyo sería una situación muy difícil para mí, tendría que encargar a mi nieto y arriesgarme a buscar un trabajo para poder alimentarlo, y alimentar a mi mamá. Soy una persona de la tercera edad y sería un riesgo por la pandemia.


Leticia está casada y tiene dos hijos, antes de quedar desempleada, trabajaba como empleada doméstica. Por la difícil situación, ella y su esposo no tienen trabajo.

Le doy gracias a Dios por estar en el Comedor Santa María y al benefactor que nos apoya y a ustedes por su apoyo.


Minerva es madre soltera de tres niñas, actualmente trabaja como empleada doméstica entre una y dos veces por semana.

Sin el apoyo de Comedor Santa María, con lo poco que tenemos por parte de la beca que dio el gobierno,  la verdad creo que sólo tendríamos una comida por día.


Minerva Ramírez se encuentra separada de su esposo, es mamá de cuatro hijos y trabaja dos veces por semana si se presenta la oportunidad.

Sin el apoyo que recibimos, tendríamos una situación más difícil y les tendría que dar menos comida a mis hijos.


¡Abracemos con acciones!

Dona directamente aquí: 

Deja un comentario

%%footer%%