loftemagazine

Cena más temprano por tu bien

En vez de asaltar tu alacena a la media noche, ¿qué pasa si cenas entre las 18:00-19:00 de la tarde? Tiene sus ventajas. 

Aquí te lo explicamos.

La pandemia ha cambiado nuestras rutinas diarias en todos los sentidos, no dormimos lo suficiente y mucho menos logramos tener una comida saludable debido al trabajo en casa.

Te dejamos los tips que necesitas para un buen hábito:

Mejora tu metabolismo

La cuarentena ha provocado que nos saltemos nuestra hora de cenar y lo hagamos entre tiempos no definidos. Esto puede causar daños en el metabolismo. Según el cronobiólogo Damien Davenne, profesor y director de la unidad COMETE á L’Inserm Unicaen en Francia, a la larga puede generar problemas cardiovasculares, diabetes o incluso obesidad. 


Una nueva forma de controlar tu peso corporal

Cenar más temprano controla tu peso y al hacerlo mucho más tarde, la grasa corporal que está diseñada para darte energía por el día, se almacena durante la noche y se produce una reserva de grasa de más. 

Siguiendo esta lógica, uno pensaría que sería prudente posponer la hora del desayuno para prolongar la noche rápidamente. Todo depende del tipo de actividad al día siguiente. «Si eres un atleta de primer nivel, no debes retrasar esta comida, sin embargo, si estás confinado, necesitarás menos calorías para trabajar desde tu computadora», informa el cronobiólogo francés Damien Davenne.


Respeta tu digestión

Es sumamente importante respetar tu digestión antes de ir a dormir. Cenar más temprano beneficia a la digestión en todos los sentidos. Cuando comemos, los alimentos ingeridos se queman y producen calor. Según Davenne, esto se llama termogénesis postprandial.

Al conciliar el sueño, la temperatura del cuerpo debe bajar por lo que es necesario esperar lo suficiente para que se pueda hacer digestión antes de dormir. 


Saber dosificar las porciones

Para mantener la digestión de la comida lo más breve posible, se recomienda limitar las cantidades ingeridas. «Una cena ligera tomará de 2 a 3 horas para digerir a diferencia una comida de restaurante grande necesite de 5 a 6 horas», dice el director de investigación Gilles Mithieux.

Lo que siempre deberás tener en tu plato es la mitad de una verdura, acompañada de una cuarta parte de proteínas, animales o vegetales, y una cuarta parte de alimentos ricos en almidón. Una dieta completa, rica, pero sobretodo equilibrada. 

¡Listo! Comienza con una buena rutina hoy.

Madame France

Deja un comentario

%%footer%%