BELLEZA Cultura LIFESTYLE loftemagazine

Arte mexicano, el seductor de los autos

Por David Ordaz

Recientemente, Mercedes-Benz, presentó su nueva camioneta ClaseG, que fue adornada por dos artesanos oaxaqueños con arte zapoteca.

“El sueño de nuestra Clase G la encaminó a una aventura que la ha transformado. Su destino la llevó a conocer a Jacobo y María, dos artesanos que plasmaron el color, magia y tradición de la cultura zapoteca en el ADN más poderoso de Mercedes-Benz”, informó.

La automotriz alemana, dedicada a la producción de autos de lujo compartió imágenes del proceso de pintura muy mexicano que lograron Jacobo y María, los dos artesanos que buscan mantener la herencia de la cultura zapoteca a través de sus artesanías.

El taller de Jacobo y María Ángeles ya es mundialmente conocido por inspirar los personajes de la película “Coco”, que también se desarrolla en la región oaxaqueña, muy admirada en el plano internacional.

El proceso para adornar el vehículo se realizó en “La Cuna de los Alebrijes” y desde hace días es compartido por la marca Mercedes Benz en sus cuentas oficiales.

La ‘mano’ del nuevo todo terreno de Mercedes Benz ha dejado maravillado al mundo por sus franjas y formas coloridas que distinguen el trabajo del taller oaxaqueño.

De acuerdo con información de la marca automotriz, este modelo puede adquirirse desde un precio de poco más de 3 millones 313,000 pesos.

“La Clase G se mantiene fiel a sí misma desde hace más de 30 años: gracias a su estructura básica genial y prácticamente indestructible se ha convertido en un modelo de culto. Al mismo tiempo, una evolución permanente asegura su liderazgo en el segmento de los todoterreno”, dice.

Mercedes Benz se une a la armadora Volkswagen, que hace unos años presentó el ‘Vochol’, un auto que fue ‘enchulado’ con arte huichol y que hoy se presenta en exposiciones alrededor del mundo.

El arte huichol consiste en pegar “cuentas” para hacer figuras y adornarlas con patrones coloridos.

El ‘Vochol’ fue un trabajo de 7 meses de dos familias huicholes que lograron adornar los rines, el exterior e interior, el volante y tablero, los cuales fueron cubiertos con cuentas de chaquira, logrando que luciera como una pieza digna de un museo.

En total fueron 2 millones 300 mil cuentas utilizadas para cubrir este diseño único.

Deja un comentario

%%footer%%