Cultura loftemagazine

Parece que el Penacho no era de Moctezuma

Por David Ordaz

Hace unos días, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que solicitó al gobierno de Austria el préstamo del ‘Penacho de Moctezuma’, a fin de ser exhibido en México con motivo de la conmemoración de los 500 años de la caída de México-Tenochtitlán.

De hecho, su esposa, Beatriz Gutiérrez, viajó a Austria para conversar con el presidente Alexander Van der Bellen paraobtener piezas históricas y arqueológicas.

«Aunque se trata de una misión casi imposible, dado que se lo han apropiado por completo, al extremo de que ni a Maximiliano de Habsburgo se lo prestaron cuando nos invadieron e impusieron al llamado Segundo Imperio Mexicano», dijo López Obrador.

Incluso, si el gobierno austriaco quisiera prestar la pieza, el traslado dañaría seriamente el atuendo prehispánico, dijo Sabine Haag, directora de la asociación de museos KHM, que incluye al Museo de Etnología de Viena.

El famoso ‘penacho’ está hecho de plumas de colores brillantes y repleto de joyas y según una evaluación de la reliquia, perteneció al emperador azteca Moctezuma.

«El transporte, ya sea por tierra, mar o aire, dañaría enormemente al viejo penacho de plumas mexicano», dijo Haag en un comunicado. 

Con más de 1.6 metros de alto y hecho con más de 450 elegantes plumas verdes brillantes, se dice que el tocado lo usó Moctezuma antes de ser derrocado por el conquistador español Hernán Cortés.

Se cree que el penacho llegó a Europa en el siglo XVI y luego cayó en manos del archiduque Fernando de Tirol, miembro de la familia Habsburgo que en ese momento gobernaba España y Austria.

El Museo de Etnología de Viena dijo que ofrece entrada gratuita a todos los ciudadanos mexicanos para compartir el patrimonio cultural.

Lo curioso es que de acuerdo con Christian Schicklgruber, director del Weltmuseum de Viena, la pieza nunca perteneció al emperador de los mexicas, sino que fue usado por un sacerdote.

«Definitivamente, el penacho no era de Moctezuma. Era de un sacerdote».

Una versión de la leyenda cuenta que el penacho, una majestuosa pieza compuesta de miles de plumas de Quetzal unidas por centenares de placas de oro, fue regalado alrededor de 1519 por el propio Moctezuma al conquistador español Hernán Cortés, quien a su vez lo obsequió a Carlos, soberano de España y Austria.

Otra historia asegura que fue parte del botín sustraído por Cortés durante la conquista.

Lo cierto es que el Penacho de Moctezuma seguirá siendo la figura de una disputa entre México y Austria pero también se debatirá entre la realidad y la historia oficial.

Deja un comentario

%%footer%%